7 razones para no beber zumo de naranja nunca más

 

Desde nuestra más tierna infancia hemos asociado el zumo de naranja a la vida saludable. “¡Corre, que se le van las vitaminas!”, gritaba tu madre. Según los estudios de nuestro equipo, nos damos cuenta que de no podíamos estar más equivocados. Te traemos así las razones para no beber zumo de naranja nunca más. Y tú engullías el zumo para que cada microgramo de vitaminas penetrara en tu organismo y te salvara de una terrible enfermedad. Pero resulta que ningún mito dura para siempre. Y la buena fama del zumo de naranja hace tiempo que se encuentra en horas bajas. Ahora, los nutricionistas nos avisan de que lo mejor es no beber zumo de naranja si nos preocupa nuestra salud. Descubre por qué en el siguiente artículo.

La naranja, la fruta más consumida Los españoles consumimos, en general, bastante fruta y verdura. Según un estudio del Ministerio de Agricultura, cada español consume algo más de 100 kilos de fruta y verdura al año. No debería extrañarnos. Estos alimentos son parte fundamental de la dieta mediterránea y España es, además, productor de muchos de ellos. España es el principal productor europeo de naranjas, y esta fruta es precisamente la más consumida en el país. Cada español toma cada año cerca de 20 kilos de naranjas, muchas de ellas en zumo. ¿Cómo es posible que los expertos ahora nos digan que lo mejor es no beber zumo de naranja?

5 razones para no beber zumo de naranja: estropea tus dientes El ácido cítrico de las naranjas o los limones puede estropear nuestros dientes, provocándonos sensibilidad dental y dañando el esmalte. El ácido cítrico “ataca” al calcio de los dientes. Con el tiempo, nuestros dientes estarán más débiles y sensibles, y perderemos blancura y brillo en el esmalte. Lavarnos los dientes nada más beber zumo de naranja es la peor opción. Seguro que lo has hecho alguna vez y has notado un desagradable sabor ácido. Esto ocurre porque el ácido cítrico del zumo reacciona con la pasta de dientes. Así solo lograremos estropear más nuestros dientes. Lo mejor es enjuagarse bien la boca después de beber zumo. Es algo que también deberíamos hacer tras tomar otros alimentos dañinos para los dientes, como el café o el té. Si te sigues empeñando en beber zumo de naranja, mejor hazlo con una pajita para proteger tus dientes del ácido cítrico todo lo posible.


Por la mañana, mejor no beber zumo de naranja ¿Alguna vez te ha sentado mal el zumo de naranja del desayuno, y te ha provocado cierta acidez? Pues deberías escuchar a tu cuerpo y dejar de tomar este alimento nada más levantarte. Los expertos avisan de que con el estómago vacío, bebernos un zumo de naranja no es lo mejor para nuestra salud digestiva. La explicación está en que nuestro sistema no es capaz de procesar la fructosa porque llevamos demasiadas horas sin ingerir alimentos. Los expertos recomiendan no beber zumo de naranja en exceso. Pero si decidimos seguir tomándolo, mejor hacerlo justo después de comer, con el estómago lleno.

 

 

No, la naranja no es la principal fuente de vitamina C Si no tomas suficiente zumo de naranja tendrás bajos los niveles de vitamina C. Esto, que hemos oído muchas veces, es totalmente falso. De hecho, los cítricos (y no solamente la naranja) no son la principal fuente de vitamina C, aunque siempre hemos creído lo contrario. Hay otros alimentos que contienen dosis más altas de esta vitamina. La grosella negra, el brócoli, el kiwi o incluso el pimiento rojo están llenitos de vitamina C. Así que tranquilo, se puede vivir perfectamente sin tomar zumo de naranja.

Ni rastro de la fibra de la naranja A estas alturas ya deberías tener claro que un zumo de naranja no tiene nada que ver con la naranja entera. La principal razón es que en el zumo no hay ni rastro de la fibra que esta fruta sí te aportará si te la comes entera. Incluso cuando nos tomamos el zumo con la pulpa, perdemos gran parte de la fibra al exprimirlo. La fibra es saciante de forma natural. Por eso los alimentos ricos en fibra son muy recomendados para quien quiere adelgazar, ya que nos ayudan a comer menos sin pasar hambre. Si tu problema es que no te gusta la fruta entera, entonces mejor opta por batidos, en los que tritures la fruta entera. Son una opción más sana que los zumos. El zumo de naranja puede fomentar el sobrepeso Los expertos en nutrición hace tiempo que lanzaron una campaña contra el zumo de naranja. Algunos llegan incluso a decir que no es mejor que un refresco. La razón principal es su alto contenido en fructosa. Según algunos médicos, un zumo de naranja tiene tanto azúcar como una Coca Cola. Y explican que un zumo no es lo mismo que una pieza de fruta entera, aunque el zumo sea natural. Aunque los zumos se asocien con estilos de vida sanos, a la larga fomentan el sobrepeso, porque son muy poco saciantes y al poco tiempo de tomarlos volvemos a tener la necesidad de comer.

 

Beber zumo de naranja puede provocar diabetes Debido a su alto contenido en azúcares, beber zumo de naranja no solo puede estar ligado con el sobrepeso. También con enfermedades como la diabetes tipo 2. La explicación es sencilla. Cuando bebemos un zumo, se produce en nuestra sangre un subidón inmediato de los niveles de azúcar. Exactamente de la misma manera que cuando bebemos un refresco o nos comemos un bollo industrial. Lo idóneo es tratar de mantener un nivel equilibrado de azúcar en sangre, evitando siempre que podamos las subidas y bajadas bruscas. No hace falta que repitamos lo malos que son los zumos de fruta ya envasados. Pero si creías que el zumo de narnaja natural era bueno para ti, escucha esto: en un vaso hay alrededor de 30 gramos de azúcar. ¿Verdad que ahora no parece tan saludable? 

 

 

7 cosas que haces mal todos los días Son acciones cotidianas que llevamos a cabo todos los días sin pensar. Pero, ¿y si te dijéramos que son cosas que haces mal desde que naciste?

7 razones para no beber zumo de naranja nunca más No, el zumo de naranja no previene los resfriados De nuevo, volvemos a una de las trolas clásicas de nuestras madres. ¿Cuántas veces nos dijeron de pequeños que nos tomáramos el zumo para no coger catarros? Pues nos estaban engañando. Decir que el zumo de naranja previene resfriados es como creer en la homeopatía. Tomes el zumo de naranja que tomes, nada impedirá que cojas el clásico catarro de cada otoño. El zumo de naranja contiene vitamina C, que facilita la absorción del hierro y refuerza nuestro sistema inmunológico. Es decir, que nos ayuda a estar más fuertes frente a los catarros, pero no los evita.

Fuente del artículo : thismagazine.net